“Las familias dejan testimonio de su paso por la historia de muchas formas. Hay legados patrimoniales, artísticos, tierras que fueron eriales y hoy son vergeles, viejos palacios que recuerdan a tal o cual prócer, calles y plazas de pueblos o estatuas que llevan el nombre de algún antepasado famoso por sus hazañas, sus descubrimientos o donaciones a la posteridad. Nuestro legado, lo que mantiene a nuestra familia es mucho más sencillo, aunque ha tenido y tendrá un largo alcance: el licor de leche de Güela Manuela

“El licor de leche que Manuela inventó en una fecha que ni siquiera está clara para los más viejos de la familia. Tal vez por aprovechar la leche que sobraba de las vacas de casa, tal vez por curiosidad, tal vez por necesidad, Güela Manuela descubrió que separando la leche del suero y macerando este con alcohol y algunos otros ingredientes que son secreto de familia, el resultado era un estimulante, suave y glorioso licor de leche. Bálsamo, licor, brebaje agradable, digestivo eficaz… Todo eso y puede que muchas cosas más es el licor de Güela Manuela que ha sobrevivido a una historia de casi siglo y medio y que no tiene previsto morir.”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Necesitas tener más de 18 años para entrar

Por favor verifica tu edad